El SIDA es la etapa avanzada del VIH, un virus que ataca el sistema inmunitario del cuerpo. El gran problema de ésta enfermedad, es que, al atacar el sistema inmunitario, el cuerpo no se puede preparar adecuadamente para atacar las enfermedades, desencadenando así, enfermedades de riesgo.

Las personas con SIDA presentan posibilidades altas de enfermarse, así como de contraer infecciones o cáncer.

El VIH es una enfermedad sexual que se contrae por intermedio de relaciones sexuales sin protección. También se puede adquirir por el contagio se sangre.

Síntomas del VIH

Como mencionamos anteriormente, lo primero que se sucede es el VIH y puede detectarse por fiebre, fatiga, ganglios hinchados, dolor de garganta. Los primeros síntomas son como si la persona tuviera una gripe.

Muchas personas no se enteran que tiene VIH porque no son síntomas muy notables, además que pueden pasar años sin notar nada. Cuando la enfermedad se agrava, la persona puede notar mucha fiebre, diarrea, falta de aire, pérdida de peso.

La enfermedad se detecta por una prueba sanguínea. Una vez detectado es importante contar con un tratamiento de por vida.

Como la ciencia ha avanzado mucho, el SIDA no es una enfermedad tan peligrosa como fue años atrás, si la persona se cuida debidamente, toma la medicación y mantiene una vida saludable, es posible que tenga las mismas expectativas de vida que una persona común. Pero siempre es recomendado seguir un tratamiento.

En nuestra clínica, hacemos los análisis para detectar la enfermedad y se trabaja con la persona para desarrollar un tratamiento eficaz para la enfermedad. Ten en cuenta, que si se trabaja adecuadamente con la enfermedad, la expectativa de vida es muy larga.

Trabajamos bajo absoluta reserva, sólo tienes que pedir cita al: 01 (55) 4163-6900